DDC: ·Lo que mal empieza, mal acaba: la Reforma Agraria de 1959 y el declive agrícola·

En la Primera Reunión Nacional del INRA —institución creada junto a la Ley de Reforma Agraria— el 4 de agosto de 1959, Fidel Castro planteó no hacer una reforma agraria, sino una revolución agraria: “Una cosa —dijo— es la ley y otra es la Reforma Agraria. La Ley implica una serie de trámites…. Si nos ponemos a esperar las expropiaciones no terminamos nunca. Es una cosa de vida o muerte de la Revolución el avanzar por encima y por delante de las expropiaciones”. Según Núñez Jiménez, el Comandante en Jefe aconsejó a los jefes agrarios “que cuando se dispongan a intervenir una finca, la Ley debe llegar después de la intervención y agrega que a la hora de decidir cuántas caballerías le dejan a un latifundista, puede que tengan el criterio de dejarle cien como marca la Ley, si están bien cultivadas, pero mejor dejarle cincuenta.” Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s