Justo Planas: ·Los muertos y moribundos de Titón·

Tomás Gutiérrez Alea ha archivado en sus varios cadáveres la historia de la Revolución, sus inquietudes como intelectual y artista. En esa anatomía en desintegración cuya sola presencia amenaza el mundo de los vivos, Titón ha escrito y reescrito su propia genealogía del devenir cubano. Sin embargo, no me propongo aquí explicar los distintos valores que este director ha asignado a la muerte, los moribundos, los muertos en sus filmes. Esa es una indagación posible y legítima, pero me intriga más bien el itinerario imposible y quizás ilegítimo que sus cadáveres ocultan: los cadáveres de Titón también son ese archivo otro. Como Jacques Derrida propone en su ensayo Mal de archivo, la pregunta que pesa sobre cualquier acto de archivamiento es ¿dónde comienza su afuera? Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s