Mei-Ling Cabrera Pérez: ·La escultura de los sesenta: sus contribuciones a los procesos de ensanchamiento en el arte cubano·

Como es sabido, el uso de objetos y materiales diversos –incluyendo los de naturaleza más efímera– se constituyó en característica primordial del quehacer de no pocos creadores en los años ochenta. No obstante, debe advertirse que fueron algunos de los artistas actuantes en el decenio de los sesenta quienes iniciaron las más desprejuiciadas indagaciones en el uso de materiales diversos y ajenos, hasta entonces, al campo de la expresión artística. En este sentido vale señalar que, aunque escultores como Tomás Oliva y Sergio Martínez incorporaron la chatarra y hasta piezas de maquinarias en varias de sus obras, esa gama solo alcanzó un despliegue considerable en las propuestas de Antonia Eiriz, Reinaldo González Fonticiella, Agustín Drake, Orfilio Urquiola y Osneldo García. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s