CiberC: ·La extraña historia de la libreta de cupones cubana·

Había una libreta por persona en Cuba. Cada libreta tenía sus cupones y estos los perdías poco a poco en cada compra. Con un mismo cupón se compraban varias cosas. Por ejemplo, con el 1-M podías comprar una camisa o una botellita de pulimento para muebles. Como era una cosa o la otra, se le puso a la humilde libreta de cupones el apodo de María la O. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s