Antonio José Ponte: ·Fernando Rojas y la telenovela de la familia·

Él, sus cómplices y los antecesores de todos ellos en sus puestos, son quienes implantaron en la historia cubana esa política de no hacer distingos entre individuo y familia. Ha sido ese régimen que él constituye y defiende el que se dedicó a averiguar la procedencia social en cada biografía. Durante décadas, mientras estuvo en pie el marxismo que él estudiara en Moscú, el régimen rastreó el más mínimo rezago burgués dentro de las familias para, una vez detectado, proceder a su aniquilación. Y ahora, desnortado e incapaz de apuntar a ningún futuro, se encarga todavía de decidir quién entra y quién sale del país. El juego sádico con los lazos de familia le resulta esencial. Es un régimen de secuestradores, presto a imponer separaciones para lucrarse de ellas luego. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s