Lynn Cruz: ·Amaury Pérez tiene razón, en Cuba no existe el cine independiente·

Establecer una cultura comunitaria es la única alternativa posible ante la amenaza de abolir todo vestigio de autonomía. Recordar movimientos como el Dogma 95 protagonizado por los daneses Lars von Trier y Thomas Vinterberg, quienes crearon el «Manifiesto del Dogma 95» y el «Voto de Castidad». Ganó popularidad internacional especialmente por su accesibilidad. Despertó interés en cineastas desconocidos al sugerir que uno puede realizar una película de calidad sin depender de grandes presupuestos como los hollywoodienses. Tal vez haya que mirar este momento como una oportunidad de generar un cine distinto a lo que se espera en los festivales internacionales, pero enfocados en el movimiento. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s