Jamila Medina Ríos: ·Nómina de lujo en la expo ‘Hablamos bajito’·

Otra de las sorpresivas singularidades de la muestra es que hace confluir poéticas muy disímiles dentro del minimalismo o la sutileza que dimana de varias. Entrando y saliendo por el oído, en la sala principal, primero, hallamos las cajas de luz de doiles, bordados o a medias, de Alina Águila Ferrer, que abren el espacio con el ding-dong de 12 uvas, 12 campanadas, aludiendo al rito de la Navidad, en tensión aún con el 1o de enero cubano. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s