Carlos Lechuga: ·Hacer el amor con Ana Mendieta·

Ana Mendieta viene hacia mí y abre los brazos. Me regala un abrazo y me dice: «Vamos a dormir. Mañana hay pincha». Se pierde en la habitación. Me quedo solo. Me siento en el sofá y, mirando a la oscuridad de su habitación, me empiezo a tocar el rabo con buen ritmo.  Me la imagino sobre una mesa con las nalgas para mí (como una de sus obras). La veo estirada como una gata en el colchón. Sentándose en mi cara. Empapándome la barba. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s