Andrés Reynaldo: ·Viaje de un gusano a la isla de Laputa·

Antes de repintar, hay que raspar. A medida que Díaz de Villegas iba raspando las paredes, aparecían las anteriores capas de pintura. Mientras más antiguas, más duras de raspar. En mi lectura, esta es la metáfora fundamental del libro. Apenas el escritor pone un pie en el aeropuerto habanero las capas de la realidad cubana van apareciendo una detrás de la otra. A la vez, van a apareciendo las capas de su propia vida. País y persona se entrelazan en una compleja narrativa que el preciso y chispeante estilo del autor nos permite leer con la transparente inmediatez de un relato oral. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s