Carlos Espinosa: ·Oscar Valdés: el magisterio y la modestia·

En más de un sentido, la vida y la ejecutoria de Oscar Valdés (1919-1990) estuvieron marcadas por curiosas paradojas. El cine que le interesaba hacer era el de ficción, pero dejó una filmografía integrada por 40 documentales. Solo pudo rodar un largometraje, acerca de una historia que leyó en la prensa cuando era un adolescente y que soñaba con llevar a la pantalla. Pero al final, quedó inconforme con el resultado, pues no era la película que él había imaginado. Le apasionaba la ópera y podía dedicar una tarde completa a escuchar El anillo de los nibelungos, a pesar del calor habanero. Pero se ocupó de géneros de nuestra música popular como el danzón y la rumba. Sus documentales participaban en festivales internacionales y recibían premios, pero eran otras personas las que los recibían. Quienes lo conocieron y trataron, alaban sus conocimientos y su cultura, algo de lo cual no hacía alarde porque era un hombre sencillo, humilde y de bajo perfil. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s