Armando Chaguaceda: ·Interviú a José M. Fernández Pequeño / El reformismo intelectual frente el Estado cubano·

Los años ochenta constituyen el campo de batalla del reformismo intelectual cubano, una batalla a veces equívoca, siempre dura, en cualquier caso de vida o muerte… intelectual. A esa década llega el Gobierno cubano buscando caminos menos tortuosos, pero igual de controlados para la comunicación con el sector cultural. Hacia ahí apuntó la creación del Ministerio de Cultura en 1976 y la designación como ministro de Armando Hart, que convocó a muchos de los intelectuales reformistas antes orillados, sostuvo un tenso pulso con los ideólogos más conservadores del Partido Comunista de Cuba y trató de oxigenar las relaciones con los artistas. Los intelectuales reformistas lo entendieron de inmediato como un aliado, como alguien que les tendía un espacio útil para lograr sus objetivos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s