Julio Ramos: ·Sonidos del trabajo: los montajes de Guillén Landrián en Taller de Línea y 18·

A pesar de ser uno de sus documentales más polémicos, Taller de Línea “Claudio A. Camejo” y 18 es uno de los filmes menos difundidos y discutidos del cineasta cubano Nicolás Guillén Landrián. Este cortometraje sobre el trabajo en un taller industrial habanero fue uno de los últimos que realizó Guillén Landrián antes de su expulsión definitiva del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) en 1972. Su complejidad se desprende de una elaboración asincrónica y disyuntiva de la imagen y el sonido que torsiona el tratamiento fílmico del susceptible espacio de una asamblea obrera, base de legitimación del poder en la llamada “democracia popular”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s