Ramón Hondal: ·El Ferdydurke cubano de Gombrowicz·

Sentí que la posibilidad de hacer ver a los lectores cubanos eso que Steiner llama “el lugar secreto”, en este caso con Witold Gombrowicz, me había sido dada con la publicación de Ferdydurke, y que yo como puente tenía una oportunidad impostergable. Al ver el libro finalmente terminado, pese a todos los defectos editoriales de los cuales yo era totalmente culpable, se me antojó una emoción parecida a la que tal vez sintieron Gombrowicz y Virgilio Piñera cuando recibieron los primeros ejemplares del Ferdydurke de la Editorial Argos, allá por el lejano 1947. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s