NDDV: ·El simulacro Castro y la risa del joker·

El Joker y Castro comparten la misma capacidad para la sorpresa criminal. Sesenta años de Jokers y Castros nos han enseñado a esperar de ellos lo inconcebible. Hay mucho de chiste macabro en sus salidas, algo espantoso en sus bromas pesadas, y la idea recurrente de la criminalidad como choteo. Igual que Castro, el Joker mata con una sonrisa en los labios. El mundo lo teme, pero le ríe la gracia. El Joker es un payaso abusado por el Padre o por el Capitalismo, lo cual parece otorgarle derechos extraordinarios. Cuando lo vemos disparar a la cabeza del conductor de un programa televisivo, recordamos la manera en que Castro revertió en pantalla el veredicto del juicio del coronel Sosa Blanco. Entonces el público calificó el atropello de “circo romano”, pero se divirtió en secreto y aplaudió al Joker. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s