Legna Rodríguez Iglesias: ·Un tranvía llamado Miami·

Al desplazarse, la persona recién llegada nota que la ciudad no es para desplazarse así. Que cada estación de metro y cada parada de guaguas, o de autobuses, se va poniendo peor, que las cosas no son tan fáciles. Una voz en su oído le dice: «¿Quién dijo que las cosas iban a ser fáciles?» Además, solo lo difícil es estimulante. ¿O no? No, Lezama Lima estaba equivocado (él no pinchó en un horno, José no lidió con costumers). En Miami lo difícil no es estimulante. En Miami lo difícil es un horno caliente dando vueltas sin parar de 6:00 pm a 5:00 am. En Miami la hora pico es la hora de Lezama. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s