Claudia González Marrero: ·La condición totalitaria: menos extrema y más perversa·

La sociedad cubana necesita potenciar una circulación de ideas  — desprejuiciada y ajena a maniqueísmos— que rompa con la espiral de silencio que ha practicado una intelectualidad autocensurada e impedida de cuestionarse, sin disimulos y simulaciones, su devenir, su espacio y su razón de existir. Necesita, además, generar zonas de reunión y reconciliación con las articulaciones discursivas que alimenta la diáspora, sin el escepticismo que inocula el sistema para mantener su fragmentación. Para seguir leyendo… 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s