Joaquín Badajoz: ·Here come the Cubans·

No es sorprendente, por tanto, que la primera generación de artistas nacidos y criados alrededor de 1959, quienes fueron los protagonistas del arte cubano de los años ochenta, enfrentaran el dilema de comprometerse con la máquina del arte de propaganda e, incapaces de aferrarse a una tradición trunca, incorporaran una amplia suma de influencias, incluidos los debates más actuales del arte internacional en ese momento, configurando el cuerpo de arte más controvertido, heterodoxo, desarticulado e irreverente producido en la historia del arte cubano hasta entonces, y definiendo de paso algunas de las principales características que identifican el arte cubano contemporáneo: obsesivamente figurativo, simbólico, de narrativa múltiple, polisémico y conceptual. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s