Vicky Unruh: ·Desembalando las bibliotecas de la Cuba post-soviética ·

La biblioteca en la ficción y el cine cubanos contemporáneos genera estas reflexiones porque, más que una colección de libros (privada o institucional), la biblioteca es también un espacio social cuya formación moderna implica circulación. Como tal, la biblioteca posee las características de lo que Michel de Certeau llamó un “lugar practicado”, un sitio que se construye a partir de la actividad cotidiana, recurrente, de sus usuarios y no a través de los mapeados oficiales. De Certeau utiliza la idea de “lugar practicado” en su definición de “espacio,” que contrasta con el concepto de “lugar”: una manifestación del “dominio” de la ley de lo “propio” y de la “estabilidad”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s