Jamila Medina Ríos: ·Que la revolución dure un orgasmo: Nara Mansur en Ediciones sinsentido·

Charlotte… puede ser visto también como un manifiesto del teatro del futuro que Nara quería improvisar cuando lo escribió, deseando que hablaran “nuestras parateatralidades” y nuestros actos cotidianos, buscando estudiar los “mitos ciudadanos” de la Isla. Como investigación permanente, esta obra se ha abierto a múltiples diseminaciones, cuerpos y voces. De ahí que de su cadáver exquisito salgan reverberando, como fuegos fatuos de galeones escondidos, los restos de la Historia desmitificada y las exhumaciones de fantasmas nacionales y ajenos (franceses, pero también soviéticos). Un texto que con el paso del tiempo está mucho más vivo que muerto, suelta su lengua, y sigue improvisando sus “verdades” en melodías o ritmos de tableteo diverso, de la tonada campesina al reguetón, pasando por el rap, la canción patriótica y el repicar de una ametralladora –por suerte, de palo–, que evade lo bélico llamando a la reconciliación. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s