María A. Cabrera Arús: ·Clandestina mainstream·

Cuando visité Cuba en el verano de 2017, más de una vez detuve a transeúntes para pedirles la dirección de la tienda. Nadie sabía. Ni siquiera conocían la marca, aun cuando la tienda ofrece descuentos a los residentes en la Isla. Algunos, incluso, parecían sorprenderse ante la pregunta de una desconocida sobre una tienda clandestina. ¿A cuál de las tantas se estaría refiriendo?, habrían pensado. Desde su fundación, esta empresa parece haber apostado por el mercado extranjero. Uno de sus eslóganes iniciales proclamaba que se trataba de diseño hecho en Cuba y producido —impreso— en Estados Unidos. Clandestina ofrece, incluso, entrega gratis en ese país —para las facturas mayores de cien dólares— y envío a cualquier otro lugar del mundo desde las mismas entrañas del monstruo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s