NDDV: ·‘¿Eres tú, papá?’: un paquete amarrado con ariques·

El horror tiene en Cuba un efecto vodevilesco. No olvidar que el espectador cubano vio a Tarkovski como puro entretenimiento y que es el único en el mundo para el que el director ruso fue un referente popular, un recuerdo feliz del Quinquenio Gris. La película de Rudy Riverón resulta peligrosa precisamente por dejarlo todo a la imaginación, y no creo que sea prematuro hablar de un “efecto Riverón”: pasados 15 minutos, el espectador cae en cuenta de que no se trata de cine de horror, sino de cinéma vérité. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s