Martica Minipunto: ·Quemar el muñeco·

Soy un muñeco tomando ron y pensando en los chicharrones. El chicharrón balbucea un apático lamento de fin de año. El chicharrón no se queja, nunca lo ha hecho, se conforma con sonar crack crack para rematar el hambre. Soy un chicharrón lleno de baba, duro, imposible de masticar o tragar, que piensa en los fractales y en el bullicio de Centro Habana. Soy el residuo del chicharrón. Soy el sueño ártico del chicharrón. Soy el muñeco, sobre todo, el muñeco. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s