Janet Batet: ·Miami: geografía no tan lejana·

No tengo nada en contra de Jorge Peré, a quien respeto mucho, pero si me detengo en estos epítetos es porque me resulta harto trasnochado y lamentable que sigamos haciéndonos eco de esa misma escisión ficticia del dentro-fuera que perniciosamente han fomentado extremistas de uno y otro lado para separar familias, cultura y nación, en pos de ganancias ideológicas y personales. Siempre que sobreviene este tipo de vestigio, no puedo sino recordar cuando era niña y el hijo de Armando Hart venía a hurtadillas a casa de mi abuela —muchas veces era yo la emisaria que tocaba en su puerta— a recibir las llamadas de su madre que vivía en Miami. Mientras otros cortaron los lazos con sus familiares, el poder nunca lo hizo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s