Gilberto Padilla: ·El factor Cuba. Apuntes para una semiología clínica·

¿Por qué la literatura cubana contemporánea (…) sigue cultivando la inflación simbólica de «lo cubano»? La respuesta sería: porque la hipóstasis de Cuba es tranquilizadora desde el punto de vista comercial, y, por ello, sigue dominando todavía hoy nuestro sistema de valores. El rechazo a los signos disciplinados —y no disciplinados— del factor Cuba es moral y estilísticamente sospechoso. Por eso, el auténtico escándalo de los escritores «inadvertentes» reside en el atentado no tanto a la moral como al principio de realidad de «lo cubano», y por eso muchos de ellos han sido leídos con un prejuicio ético, en el que la falta más grave que se les imputa es una veta naif, esnob, e incluso, desubicada. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s