OnC: ·Un manicomio abandonado en la montaña·

En mitad de la nada, en el kilómetro 18 de la carretera a Luis Lazo, en la provincia de Pinar del Río, hace 22 años comenzó el retroceso. Primero, se retiraron los enfermos mentales y el personal médico. El hospital perdió, lentamente, sus órganos internos. Se fueron las camas, mesas y camillas. Se desvencijaron los laboratorios de rayos x, consultas externas y allí se perdió hasta los últimos bisturís, cucharas, platos y cuchillos. Armado quedó el esqueleto de mampostería, para alimentar la ficción popular sobre aparecidos y enfermedades remanentes. Y dispuesto quedó también el vacío para quienes recibían en esta carretera los servicios médicos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s