Carlos A. Aguilera: ·Footnotes para la construcción de una vanguardia cubanoamericana·

El feminismo, además de una reflexión genérica, civil y política, es una vanguardia, quizá la primera y última de ellas. Una vanguardia estética. Un movimiento que quizás tenga sus orígenes en el siglo XV con Christine de Pizan, como escribía un poco exageradamente la Beauvoir en El segundo sexo, pero que adquiere su fisionomía contemporánea a partir de los años sesenta y setenta del siglo pasado, con artistas como Schneemann, Pane, Valie Export, Kiki Smith, Lynda Benglis o Eulàlia Grau, entre otras, quienes a lo antes dicho, agregan ironía, desterritorialización, sarcasmo y visualidad. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s