Luis Felipe Rojas: ·Memorias de una cárcel en Cuba. Un paso por el infierno verdeolivo·

Aquí los dejo con Memorias de una cárcel en Cuba. Un paso por el infierno verdeolivo, buen fragmento de ‘Los hombres no lloran… sangre’, libro en el que Luis Felipe Rojas se encuentra trabajando ahora mismo: “Nos decían Carne fresca, retoñitos; a un gigantón de apodo japonés le dijeron gorda culúa, hasta que Savimbi se viró para las ventanas y el silencio fue sepulcral. Tanto le temían. Al llegar a la sección de las celdas de castigo el militar fue recibido con paradas en atención y saludos marciales. Unos presos le pedían atención médica, otros reclamaban derechos y le hablaban en términos técnicos por beneficios carcelarios que yo tardaría años en descifrar.” Enjoyyyyyt 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s