Nancy Calomarde: ·Fuera de obra, fuera de territorio. Escrituras cubanas del después·

Villa Marista es un espacio emblemático de la política
revolucionaria, no solamente es el edificio donde funciona el Ministerio del Interior, vale decir, el aparato burocrático por antonomasia del Estado, sino una sala de operaciones que marca de manera indeleble el modo de circular y habitar los espacios. Su diseño se vuelve epítome del sistema de ideologemas y prácticas que distribuye la gestión central. La Villa Marista aparece también en la memoria del cubano como un aparato de ficcionalización de la experiencia, como un artefacto que distribuye roles y funciones en una economía de ciencia ficción, la gran maquinaria de desrealización de la experiencia y de los espacios que configura la política revolucionaria. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s