Hamlet Lavastida: ·Disciplinar y obstruir: continuidad de las formas de represión aplicadas sobre el cuerpo social LGTBI+ en Cuba·

Ya desde la década de los sesenta estas estrategias de obstrucción y fragmentación del espacio público por parte de las autoridades eran aplicadas como una suerte de metodología de acordonamiento y sustracción de individuos socialmente peligrosos para el orden interno. Así lo documentan todas las crónicas y relatos sobre detenciones forzosas y traslados hacia las Unidades Militares de Ayuda a la Producción. O sea, existe aquí un patrón de conductas que lamentablemente tiene plena vigencia en la actualidad. Por ello, el argumento de «obstrucción» ofrecido por el coronel Eddy Sierra Aria carece de toda legitimidad, pues era la PNR, los órganos de Seguridad del Estado y los individuos sin identificación los que, efectivamente, interrumpían el flujo de tráfico, y no los marchantes que transitaban por el Paseo del Prado. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s