Elvia Rosa Castro: ·Umberto Peña: el kynós del arte insular / Interviú a Carlos A. Aguilera·

La obra de Peña, sobre todo la que realiza hasta 1971, cuando, como dice en el libro, optó por la “protesta silenciosa” y no pintó más, es una obra política. Donde no solo se satiriza, deforma, tuerce y se piensa a ese hombre nuevo al que el destructivo estado revolucionario en aquellos momentos obligaba, sino donde la misma construcción del estilo (de su estilo) respondía a una manera muy procesual ―y albañal, como señalas― de intervenir en la realidad. De ahí que todas las onomatopeyas y títulos y frases que aparecen en los cuadros de Peña haya que estudiarlos como enunciaciones políticas, verdaderas muescas dentro de ese telón uniforme y gris bajo el cual ha sido enterrado gran parte del siglo xx cubano. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s