ADN: ·Cubanos se ganan la vida con los restos de la central nuclear de Juraguá·

A Michel Estrada lo apodan “El Picapiedras”, porque vive de vender los restos de la Central Nuclear de Juraguá. Cada mañana Michel recorre varios kilómetros hasta los edificios de la central para arrancar a mandarria el alambrón guardado dentro del concreto. Michel vive de ese oficio informal y raro, pues no tiene un empleo fijo. En otro tiempo tuvo un trabajo estatal, pero lo perdió al reclamar por actos de corrupción en su empresa. Ahora hace lo que sea para alimentar a su familia. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s