Carlos Quintela: ·Interviú a Alejandro Alonso Estrella·

Todavía es impensable que en Cuba el publico tenga voz, que alguien se pare en un cine y le haga una pregunta a un director o directora. Ese simple gesto habla mucho del país y de sus cineastas. El coloquio ha sido eliminado. Entonces las películas no tienen un eco inmediato, se proyectan y pocas veces se devuelve algo desde el otro lado de la sala. En cuanto a las reuniones entre cineastas, han quedado limitadas exclusivamente a tiempos de censura. Parece que hay un botón rojo que alguien presiona cuando censuran una nueva película y todo el mundo debe salir corriendo a ver qué pasó… pero en otras circunstancias estos encuentros son impensables. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s