Reinier Pérez-Hernández: ·La ciudad y los héroes (autobiográficos)·

Menos de una década antes de su muerte y un año después de Retrato de familia con Fidel, Nicolás Guillén publicó los recuerdos de su vida: Páginas vueltas. El autor de Motivos de son ofrece otra imagen, naturalmente, de la ciudad habanera. El domingo 9 de julio de 1978 apunta en un pequeña libreta algo que añade luego, en un espacio privilegiado –a toda página,
encerrado en un recuadro–, en sus memorias: «Ha llovido toda la prima tarde. Cuando salgo a la calle sorprendo la ciudad (o ella me sorprende a mí) limpia, lavada, como si le hubieran pasado esponja y cepillo: paredes, techos, parques». Esta forma de pintar un espacio central de la ciudad como es el Parque de la Fraternidad y ubicar en su centro la idea de una pulcritud urbana que le ofrece placidez al ciudadano, contrasta sobremanera con lo que el lector observaba en las últimas páginas del libro de Franqui. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s