Carlos A. Aguilera: ·¿De qué hablamos cuando hablamos de Guillermo Rosales?·

Boarding home, la cual quizá sea el descubrimiento más feliz de la literatura cubana en los últimos decenios (junto a los diarios de García Vega), es precisamente todo lo contrario de lo que intentó durante varias décadas la política cultural de la revolución. Boarding home es una novela desgarradora, triste, psiquiátrica, dura; donde el paisaje y la gente más lo que se vive o se sufre son regurgitados como excremento. Una novela donde lo único válido es lo agónico, esa encerrona donde primero el comunismo y después el capitalismo ahogan a William Figueras, su personaje principal. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s