Ángel Pérez: ·Interviú a Carlos A. Aguilera / Sobre ‘Umberto Peña. Bocas, dientes, cepillos, restos’·

Hay varios erotismos en la obra de Umberto Peña. Uno que está muy relacionado a los órganos sexuales, al pingabollo cubano, a la eyaculación, al escroto, a lo vaginal. Es lo que podría definirse como un eros escatológico, no sólo por lo que muestra, sino por ese más allá donde se coloca con respecto a la ley y a la construcción de una sociedad disciplinaria, donde los campos de concentración o las formas violentas de homofobia son, entre otras cosas, una construcción de Estado, aunque esta última sea anterior incluso al totalitarismo castrista. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s