Gerardo Muñoz: ·Glenda León o la respiración del pagano·

Quienes se aproximen a las obras de Glenda se percatarán de que carece de figuras humanas. Y tampoco tiene por qué haberlas. Si la existencia es principalmente exterioridad, el mundo sonoro se sitúa por fuera de la lucha de las especies. En otras palabras, el mundo de Glenda es esencialmente pagano. Y es pagano porque se ha retirado de la ficción de la persona, así como de las tribulaciones de la economía que organizan las mediaciones intramundanas. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s