Martica Minipunto: ·Everglades: la literatura no importa·

Debo reconocer —no con poca humillación— que no tiene ningún valor cómo leí la novela: si fui maniática o entusiasta, si me levantaba la falda, si veía las fotos de los Everglades en Florida y decía: “Sapos, he visto sapos saltar”. No es necesario decir que miraba desde la ventana la cola para la farmacia, que llovía y la cola se mantenía intacta y que el águila se adosaba al nido. Tan insignificante es decir que el libro afectó mi visión sobre el corpus narrativo de Jorge Enrique Lage, como afirmar que esta novela plantea un problema esencial: una arrogancia demasiado trágica, le diría yo a su autor. La sarcástica conversación con los autores que han sido arrogantes y trágicos, profundizaría yo a solas. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s