Yaysis Ojeda Becerra: ·Misleydis de la Caridad Castillo / Apuntes·

Al no hablar ni escuchar, Misleydis desarrolló junto a su madre un modo de comunicación por signos y gestos, comprensible solo entre ellas. Desde pequeña pintaba, pero fue de adulta que empezó a dibujar grandes piezas de figuras humanas, que recortaba y pegaba en las paredes usando cinta adhesiva. Poco a poco las imágenes de hombres y mujeres musculosos, de expresivos rostros, aspectos monumentales, semidesnudos y en poses estáticas, empezaron a abarrotar el interior de la casa. La razón por la que comenzó a representar esta especie de héroes, gigantes o guardianes, sigue siendo un misterio, aún para su madre. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s