Juliana Rabelo: ·Interviú a Michel Matos / Este es un combate de resistencia, no de velocidad·

La labor de la sempiterna Seguridad del Estado fue perseguirnos y acosarnos con todos los medios que disponía, y eran muchos. Se nos prohibió dirigirnos a aquella playa. Durante al menos dos años, si salíamos, nuestros carros eran detenidos y escoltados de regreso. Guanabo era la frontera límite. La vigilancia fue total y constante. Cuando tuvimos claro que el Estado-gobierno nos estaban robando el festival, y que lo realizaría desde sus instituciones, decidimos responder con una estrategia combinada: la acción mediática y la acción legal. Solo la primera rindió algunos frutos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s