Severo Sarduy: ·El estampido de la vacuidad·

Con diseño y prólogo de Julio Llópiz-Casal, aquí los dejo con un texto “rescatado” del gran Severo Sarduy, publicado en su momento en la revista Vuelta (1994): “La obra de arte, excepcional o no, requiere adjetivos brillantes, sorpresas sintácticas, invasión o juego de palabras: todo un despliegue técnico cuya finalidad es deslumbrar al lector. La obra sublime –esa que nos otorga un instante la noche y lleva la traza de
su larga estancia en el no ser– al contrario, es más bien rudimentaria, inhábil, veteada de asperezas, apagada, siempre mate”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s