Henry Eric Hernández: ·El funcionario totalitario·

Lleva razón Claude Lefort cuando subraya que el enigma totalitario consiste en que continuamente consigue presentar el autoritarismo como una emanación del pueblo y a la vez como su agente depurador. Dilucidar tal enigma conlleva admitir el secuestro de la unanimidad, en cuyo nombre el autoritarismo dicta y ejecuta tal o más cual cosa (lo que no exime a cada cubano de su responsabilidad por consentir esta o aquella decisión, y hacerla unánime). Y conlleva también destacar el hecho de fiarse de los cuadros políticos una vez que determinan dónde, cómo y cuándo, pero sobre todo contra qué o contra quién, implementar dicha unanimidad. La prepotencia de sociedades disciplinadas y colectivizadas como la cubana se basa en la garantía mimética del porte, los ademanes y el despotismo del soberano por parte de los cuadros: ellos son la correa de transmisión entre aquel y la sociedad. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s