Celia González: ·Esperanza contrapatriarcal·

Mi experiencia en Cuba, conversando con colegas (casi siempre artistas visuales, grandes lectores y amantes del cine), es que cuando en la charla sale la palabra “feminismo” el ambiente se torna áspero. “Los cubanos no están preparados para lidiar con ese tema”, me decía hace poco una colega productora de arte, y yo me pregunto: ¿estaban preparados en México, en Chile, en Argentina? No creo. El tema no se trae porque sea cómodo: se trae porque es urgente, porque no quiero sentir miedo cuando camino por las calles de noche, porque no quiero que me acosen constantemente cuando camino por las calles de día; porque no quiero ser una artista mujer o la mujer de un artista, sino una artista escuchada sin condescendencia; porque no quiero que me lleguen rumores de feminicidios no reconocidos como tal. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s