Carlos Lechuga: ·Juan Carlos Tabío: demasiados huevos a la vida·

A mediados de los 2000 tuve la suerte de comenzar a trabajar con Juan Carlos en un guion mío llamado Guanajay, que él conocía desde hacía mucho y para el que me había aconsejado y recomendado muchas cosas. Era una historia muy verde, pero él creyó en mí y se iba a meter… En un momento del desarrollo no se encontró dinero, y a Humberto Solás le gustó la idea. Juan Carlos tuvo la decencia de no retener el proyecto y pasárselo a Humberto, con la esperanza de que lo levantara por otras vías, o sabiendo que podía ser importante para mí vivir esa experiencia. Poca gente tiene esos sentimientos, esa coherencia… Juan Carlos me ha enseñado todo lo que sé de cine y lo poco que sé sobre ser un buen ser humano. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s