Melissa C. Novo: ·Interviú a Iván de la Nuez·

PAIDEIA deja de funcionar como espacio cultural alrededor de 1989 (si la memoria no me engaña), y a partir de ahí la implicación no fue la misma. Pero mantuve relaciones estrechas con ellos hasta que salí de Cuba hacia México en 1991, paso que di junto con Hernández Busto, además. Esas relaciones continuaron en Barcelona (especialmente con Radamés, que es un hermano). Y la he mantenido en el regreso de estos últimos años a La Habana (donde he coincidido con Cayo y hemos mantenido un diálogo fluido). Otra cosa es que, insisto, PAIDEIA no fue mi único interés ni mi único foco creativo o de amistades de ese tiempo. Por otra parte, yo nunca fui un disidente, ni estuve en ningún partido, ni transité por esa zona de la oposición política hacia la que algunos de ellos sí derivaron. Esa es la razón por la que nunca pedí asilo político fuera del país. Simplemente, no tenía méritos para solicitarlo y siempre he renegado del uso del asilo político como un trámite migratorio. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s