Armando Chaguaceda: ·Schmittianos del Caribe·

Conviene volver a Schmitt para analizar las falencias, aciertos y limitaciones de sus ideas; pero, sobre todo, para comprender –a través de su prosa– el verdadero rostro de las nuevas formas de despotismo que hoy se ejercen, paradójicamente, en el nombre del pueblo. Y si frente a esos regímenes autocráticos la lectura schmittiana significa constatación intelectual, puede operar como política prospectiva en aquellos rincones del orbe donde aún no han sucumbido las repúblicas liberales de masas. A fin de cuentas, en nuestro bestiario político contemporáneo se están reproduciendo de modo veloz y (no tan) velado, los schmittianos de barricada y closet. Conviene avistarlos –y combatirlos– a tiempo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s