Martica Minipunto: ·Harakiri rosa / Sobre Rocío García·

Me fui a la exposición de Rocío García por segunda vez: necesitaba un lugar sin hedor. Me fui a Sakura, no para evadir (afuera continúa el hervidero, y en mi cabeza dan su concierto latigazos y zarpazos), sino para reencontrarme con un automatismo poético que había perdido; para enamorarme, para fotografiar el detalle de un cuadro de 2016 y tatuármelo (mi primer tatuaje debía ser oibara). Si mal no recuerdo, en el año 2016 le regalé un poema manuscrito a Rocío que era un recorrido febril a su cuadro La nieve. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s