Héctor Antón Castillo: ·Los extremos tocantes de Víctor Alexis Puig·

El panorama histriónico de esta exhibición “da vida” a residuos humanos avasallados por la realidad, un contexto simbólico regido por la microfísica de poderes virtuales. Una operación que se concreta tras los bastidores del cinismo hegemónico, incapaz de enarbolar piedad ante la masa silenciada. Aquí el instante y la eternidad son extremos que, de tanto llegar a tocarse, se funden inevitablemente. Ello evoca una sutileza mordaz del escritor Milan Kundera: “El odio te une a tu enemigo en un estrecho abrazo”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s