NDDV: ·Tres tazas de etnocubanología·

Hay mil maneras de hacerle el juego a la dictadura, y el falso academicismo es la más rentable y menos honorable de todas. Uno imaginaría que con el dinero de los programas de estudios en La Habana y los millones que salen de las arcas de las matrículas, los etnólogos y los retóricos hubieran entendido, al menos, la naturaleza unifamiliar de nuestro régimen de milicos —pero quizás el profesorado se sienta parte de la famiglia. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s