Melissa C. Novo: ·Interviú a Jorge Luis Arcos / El arte como rebelión·

Unos días antes, Juan Manuel Tabío e Ibrahim Hernández se enteraron de mi viaje y me pidieron que estuviera presente junto a Enrique Saínz en la presentación del libro que habían hecho de Los años de Orígenes. Ese fue el hecho que, entre otros acaso, motivó que me impidieran entrar. Luego Tabío e Ibrahim me contaron los pormenores del desagradable asunto. Estando yo en Chile todavía, Néstor Díaz de Villegas publicó un conmovedor texto sobre el hecho. Entonces una madrugada me llegó un mensaje de mi madre en que me informaba de que Graziella Pogolotti había indagado, y ya podía entrar. Ya había pasado la presentación del libro de mi amigo Lorenzo, sobre quien había escrito otro libro recientemente. Pero, como es lógico, mi madre me reclamaba. Decidí no ir, para no traicionar la imagen previa del texto de Néstor, y para dejarlos en evidencia. Fue difícil y doloroso, pero creo que fue lo mejor. Se portaron como lo que siempre han sido, como le dije a un periodista, unos gánsteres. Patéticos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s