NDDV: ·La Casa Titón: Memorias del cine contrarrevolucionario·

Titón fue el astuto operativo de las reuniones de la Biblioteca Nacional y el comisario del corazón de oro en el politburó. Maestro del embaraje, engañó a sus jefes tanto como a su público. Ni Milan Kundera expresó mejor la broma de una dictadura: solo el director de La muerte de un burócrata logró burlarse de la tiranía y ser parte de ella. Los falseadores de historias que, corriendo las cercas, sostienen que la institucionalización llegó a Cuba en 1976, deberían ver ese filme de 1966, que es el velorio de la falsa conciencia y la obra maestra del cine contrarrevolucionario, una modalidad que Titón inauguró tres décadas antes de la Perestroika. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s